Cómo evitar la irritación de la piel después de la depilación de las piernas?

Piel roja, sensación de punzadas y tirantez, manchas antiestéticas. Esas son sólo algunas de las irritaciones que aparecen en las piernas después de la depilación. Averigua cómo puedes evitarlas y disfrutar de unas piernas lisas y hermosas.depilacion.jpg

La mayoría de las mujeres todavía usa maquinillas de afeitar desechables. Lamentablemente, la eliminación de vello de esta manera a menudo termina en irritaciones y cada próxima depilación sólo empeorará la condición de la piel. El enrojecimiento y las manchas aparecen también cuando se utilizan cremas, ceras o removedor de vello. ¿Qué debes hacer para evitar esas sorpresas desagradables? Hay dos soluciones a este problema: las manchas e irritaciones pueden ser eliminadas mediante el uso de ungüentos adecuados y cosméticos o simplemente puedes evitar que aparezcan.

Trata la manchas con ungüento que tengan sustancias que reduzcan las condiciones inflamatorias de la piel. Tales productos generalmente también indican sus propiedades anti-hinchazón y anti-inflamatorias . Disminuyen la secreción de sebo en los folículos y aceleran la cicatrización de las heridas. Puedes diseminar alcohol sobre las irritaciones. Tiene propiedades de metabolización de las células de la piel que se secan y se estimulan. Puedes envolver tus piernas con una toalla húmeda y caliente. Gracias a ella los poros de la piel se abrirán y los puntos se harán más visibles, lo que puede hacer su eliminación más fácil. Todo tipo de irritaciones pueden ser calmadas por gel o ungüento con aloe vera. Esta planta tiene propiedades calmantes y regeneradoras.

¿Y cómo puedes evitar las irritaciones? Siempre haz la depilación después del baño, cuando la piel es suave y el vello está húmedo. Usa maquinillas de afeitar con pocas cuchillas y una tira hidratante. Cámbialas cada semana y esteriliza las cuchillas después de cada uso. Muy bueno para la depilación son las espumas, aceites y otros productos que nutren la piel con aceites y la humedad. Siempre quita el vello de acuerdo con el crecimiento del vello. Al final de todo, puede cambiar de dirección y afeitar el vello contra su dirección natural. Antes de proceder con la depilación, haz una exfoliación. De esta manera te deshaces de las impurezas, las células muertas de la piel y las irregularidades, lo que puede hacer la remoción del vello más fácil. Hidrata la piel con cosméticos que contengan urea, aceite de oliva o aceites cosméticos.